Opinión‎ > ‎

...Pónganle ustedes nombre

publicado a la‎(s)‎ 31 mar. 2012 11:48 por Club Taurino Calasparra   [ actualizado el 30 abr. 2012 1:47 ]
Son las19:00h del 9 de Junio del 2010. A esta hora debería estar en la Plaza de Toros de la Caverina, pero extrañas circunstancias, digamos "personales" nos han privado a todos de una tarde de toros...

Soy de una tierra hermosa...mezcla gaucha de indio...con español...Tan cercano suena este tango en mi estancia, entonado por una mezcla de argentino y español, como aquel día en el que me hice socio del Club Taurino de Calasparra, hace ya algún tiempo.

Curioso país Argentina, capaz de dar personajes tan distintos como Andrés Calamaro, cantante y defensor público de las corridas de toros,...o el presidente de la plataforma promotora de la famosa I.L.P. para la prohibición de las Corridas de toros en Cataluña, seguramente sin oficio, pero con beneficio: cuando le corten los hilos que mantienen sus manos unidas a la cruceta de madera, podrá ahuecar las manos para recibir unas monedas (borrón)... En estos días que huelen a fútbol el siguiente nombre se escribe sólo: Víctor Hugo Morales, periodista, que aún siendo uruguayo, ha desarrollado su trabajo sobre todo en Argentina y que se hizo mundialmente famoso por la retransmisión en el Mundial de México, del gol más impresionante de toda la historia de los mundiales y recordado por la frase: "¿de qué planeta viniste?", el cual en un alarde de valentía, en uno de sus viajes a España, asistió a una corrida en Las Ventas, la cual relató en un extenso artículo, la consecuencia de este fue una lluvia de almohadillas. Mala acogida tuvo la faena para los argentinos.

¿Cómo explicarles a los argentinos los sentimientos que tuvo en esa corrida en Las Ventas, teniendo en cuenta que hace más de cien años que no hay corridas de toros en Argentina? El problema nació con la explicación. El relato de los acontecimientos involucró a espectador y a escritor en todo.Y todo esto por un artículo y en Argentina.

Aquí en España ¿cómo explicarles a los españoles que lo que ocurre en una corrida de toros es la culminación de una labor realizada durante cuatro o cinco años para criar esos toros, por los últimos románticos o por los últimos oportunistas llega dos al mundo del toro?

Tendríamos que empezar por explicar los espectáculos que se daban en la época de los monjes cartujos de Jerez, allá por el siglo XV, que fue en realidad cuando se empieza a seleccionar realmente los toros y cuando empieza a brotar el árbol genealógico de los encastes que hoy en día existen, aunque en su crecimiento se hayan llevado a cabo podas indiscriminadas con la creencia de que así el árbol crecería más alto y más fuerte, siendo evidente que el árbol da más sombra, pero que no crece con ramas fuertes. Pero esto llevaría tanto tiempo y se tendrían que escribir tantos libros que dejaríamos sin árboles la mitad del planeta y gastaríamos tanta saliva que dejaríamos la otra mitad sin agua.

¿Cómo explicarles a esos niños que saltan al ruedo tras cada corrida a la Plaza de Toros de La Caverina la historia de la Tauromaquia? Deberíamos explicársela, para que comprendieran la realidad de lo que están viviendo. Labor harto complicada teniendo en cuanto la falta de conocimiento de la misma historia de España, pero deberíamos explicársela y así no tendrían esas lagunas históricas que tanto acusa mucha gente. El laberíntico mundo taurino es tan retorcido y complicado que el mismo Teseo no lograría salir de la réplica actual del laberinto dedálico.

Por eso ingresé en el Club Taurino de Calasparra, para poder entender las razones que llevan a un toro a actuar de la manera que lo hace, poder ver los toros en el campo, poder asistir a tentaderos.

Así entenderían lo que están viendo, como me ocurrió en un tentadero al que asistí estaba tapado en un burladero acompañado por una persona que me iba susurrando y comentando el comportamiento de la becerra, que se acercó al burladero rematando y llenándome de babas Los tobillos, claro me había visto, no volveré a sacar la punta del pie al albero.

Asistir a corridas importantes, conocer a toreros, ver los preparativos de estos para una corrida, viajar a Francia, donde viven los "extraterrestres", para mi toda vida exterior a la Tierra debe ser inteligente y a los hechos me remito, son bastante más inteligentes que nosotros.

Así podrían sentir la misma impotencia que sentí yo, cuando hace ya más de un año subía la empinada pendiente por la que dejaba atrás Vic-fezensac, volví la mirada, a lo lejos entre el bullicioso gentío que rodeaba la plaza de toros coronada por las banderas de España y Francia me venían a la mente las corridas vividas y me lamentaba diciendo: "esta rampa debería tener la pendiente al contrario, vuelvo al infierno"...

Vivimos en una sociedad sin ningún apego a la naturaleza, sólo hay que ver a un niño cuando sale de una ciudad y lo llevas al campo, juega como nunca lo ha hecho, ¿tal vez tiene un "deje" genético, de dejadez, tal vez un salto atrás, tal vez perteneciendo como pertenecíamos a una naturaleza tan pura, la estamos adulterando y sólo los niños se dan cuenta? No lo creo, son otros los "motivos personales" que nos llevan a vendernos como alfombra cualquiera para luego dejarnos pisotear, desde luego esto es generalizar mucho, pero piensen lo que acaban de leer...

Hay momentos que hago esto mismo y cuando más quiero conocer de este mundo aparte de los toros, más tengo la sensación de no saber nada, de no entender lo que pasa, y veces me veo cegado por lo que creo vislumbrar entre las sombras: el insoportable brillo de la ausencia, de la ausencia de la de la pureza, de la verdad, de la emoción, de... eso que falta...,
...Pónganle ustedes nombre.

José Manuel García Torrente
Raspa