Noticias‎ > ‎

Presentado el cartel para el 30 de Julio en Calasparra

publicado a la‎(s)‎ 10 jul. 2013 1:29 por Club Taurino Calasparra   [ actualizado el 11 jul. 2013 14:06 ]
 
 Por fin se inicia la temporada taurina en el coso de la Caverina. Tras la suspensión y posterior aplazamiento a Septiembre de la Espiga de Plata, empezaremos con un festejo mixto, que se celebrará el día 30 de Julio.

 La expectación era máxima y el público ha acudido en masa. Es de agradecer que los tres actuantes estuvieran presentes. Paco Ureña, Alberto Lamelas y Filiberto Martínez. El cartel está compuesto por dos ganadores de la Espiga de Oro, Paco Ureña en 2005, Alberto Lamelas en 2006 y por el ganador de la Espiga de Plata en 2012 Filiberto Martínez.
cartel santos 2013

 Los toros, cuyas fotografías pudimos ver, se ajustan al trapio que se exige en Calasparra, aunque no olvidemos que es una plaza de tercera categoria. Serán de la ganadería de Dolores Aguirre.Y los novillos para Filiberto Martínez provienen de la ganadería de Juan Manuel Criado.

 Los precios van desde los 35 € de la General de Sombra; 24 € General de Sol; 15 € en Sol para las peñas; los niños mayores de 10 años, 5 euros y los menores de esta edad, gratis. Estos últimos deberán ir acompañados por un adulto.

foto presentación
foto: Pedro Garcia

 El acto estuvo presidido por el Alcalde de Calasparra, junto a él estuvieron los toreros, el responsable de comunicación de la comisión y el Coordinador de la Comisión y Presidente del Club Taurino de Calasparra Francisco García.

También se adelantó oficialmente la estructura de la Feria Taurina del Arroz, que este año constará de dos novilladas sin caballos (Espiga de Plata) los días 3 y 4 de Septiembre y de cuatro novilladas .picadas:5,6,7 y 8 de septiembre (Espiga de Oro).

 El gran esfuerzo que se está haciendo, tiene que verse recompensado con la celebración de estos festejos. Sería una pena que La Espiga de Oro y La Espiga de Plata, Trofeos que se entregan en la Cena que el Club Taurino de Calasparra organiza cada año tras la celebración de los mismos, tuvieran que quedarse guardados en un cajón para próximas ediciones y no por quedar desiertos, sino por que los Festejos no se celebraran.