Noticias‎ > ‎

Juan de Castilla, reina en Calasparra

publicado a la‎(s)‎ 3 sept. 2013 23:03 por Club Taurino Calasparra   [ actualizado el 3 sept. 2013 23:03 ]

juan de castilla


 El novillero colombiano del Barrio de Castilla de Medellín se alza con el trofeo “Espiga de Plata” en su novena edición en el arranque taurino de Calasparra. 

todos juntos

 Interesante, noble, con dos novillos de nota y  hechuras de novillada con caballos se lidió  la final del trofeo “Espiga de Plata” para novilleros sin caballos ayer en Calasparra. Novillada perteneciente a la ganadería de “Bellos Montes” debutante en la localidad y que ha dejado un extraordinario sabor de boca. 

 Aitor Darío “El Gallo”, que abría plaza se enfrentó al más parado de la tarde.  Un novillo mirón, con el que el conquense no se acopló y al que le costaba repetir embestida. 

 Lo de  Aquilino Girón fue una pena. Digo esto, porque estuvo templado echando la muleta “alante” y provocando series muy cuajadas que llegaron a los tendidos. Pero llegaron los aceros y el final de faena se convirtió en una odisea. Es muy duro echarle un toro al corral sobre todo a un novillero que está empezando pero no sé si le hacemos un favor echándoselo o le hacemos más daño haciéndole estar en la cara con el descabello en la mano y sin poder resolver. Más allá de cualquier circunstancia el reglamento esta para cumplirlo y aunque se sea benevolente no creo que prolongando la agonía se le haga un favor al novillero. Repito,  una pena porque de no ser por la espada las sensaciones del granadino han sido excelentes. 

 Juan Torres “Juanito” es un torero bullicioso, alegre al que l e tocó una maquina de embestir y de qué forma. Quizá le faltó quietud y pausa en las tandas o quizá se vio sorprendido por un novillo que hubiera hecho sudar el primero del escalafón de toreros. Dignísima actuación que tras estocada y concesión de dos orejas le permitió salir a hombros. 

 El otro granadino de la tarde Joselete, le tocó un novillo que también se dejó. Quizá el volumen  y seriedad del mismo, le hizo darse cuenta muy tarde que tenía ante sí un gran novillo de triunfo. Conforme avanzaba la faena fue acoplándose cada vez más pero la espada le impidió un cortar pelo. 

 Y llegó Juan de Castilla. Novillero con oficio que no le dudó un instante a un novillo de vuelta al ruedo. Precisamente el pañuelo de vuelta creo que le privó del segundo trofeo. Aunque en Calasparra, los trofeos son lo de menos. Juan lo ligo, toreando al natural como mandan los cánones, desmayando la mano que no sujetaba la muleta señal de relajación e implicación con su oponente. Un novillo que cualquier chaval le gustaría torear, eso sí, para hacerlo había que estar muy firme y el novillero tampoco falló. El pinchazo, preludio de la media estocada le permitió pasear una oreja, pero el Jurado y creo que con buen criterio, por todo lo que comentaba le otorgo el premio como triunfador del festejo. Premio, como digo merecido por la actitud, el temple, el valor seco y la ambición. 

derechazo juan de castilla

 El hellinero Diego Carretero cerraba cartel. Tuvo un novillo muy parado, que no repetía embestida pero con el que estuvo muy firme, sereno y seguro. Un novillo que enseñaba dos puntas que metían miedo y con el que no dudó un instante para cruzarse y querer estar. Siempre con la muleta adelantada y pisando terrenos del novillo le arranco cuatro tandas que tras estocada le permitieron desorejar al de “Bellos Montes”. 
 Una tarde para guardar, ver y analizar. Una tarde difícil, pero nadie dijo que esto de los toros fuera fácil. Una tarde, donde Calasparra vuelve a poner un listón muy alto y que seguro que los novilleros nunca olvidarán  porque ha sido de doctorado. La afición tampoco olvidaremos porque ha sido una gran tarde de toros. Felicidades Calasparra y enhorabuena Juan que ayer reinaste en la plaza de la caverina. 
José Martínez “Letras”